suscríbete gratis

DISEÑA TU VIDA 📝 

“Los grandes y nobles pensamientos con los cuales usted conviva, se convertirán en hechos”

Así es. No hay nada más verdadero que esta frase. Nosotros diseñamos nuestra vida según nuestra mente y según la valentía que tengamos. Somos papeles en blanco. Para mí fue un poco complicado entenderlo en totalidad. Quizás una parte de mí lo creía, pero no encontraba la manera de aplicarlo y proyectarlo. De alguna manera pensaba que la vida es algo que te toca de una u otra forma y me tengo que adaptar a ella lo más bien que pueda. ¡Qué equivocada estaba! La realidad es que todo empezó a cambiar cuando empecé a cambiar la información de mi mente. Cuando empecé a ¡CONOCERME! Cuando me senté a diseñar la vida que quiero. No sabéis lo importante que es conocerse a sí mismo, hacerse preguntas incómodas y ser honesto con las respuestas que nos damos. Si quieres empezar el camino hacia el éxito, la libertad, la salud mental y la felicidad, empieza a trabajar en tí, a diseñar tu vida y a tomar acción.

Tú eres un papel en blanco al nacer, tus padres son los primeros que comienzan a dibujar el papel. Después, el sistema y la sociedad donde naces, a la vez que, tus amigos, profesores, familiares, relaciones… ¡Sí! Es inevitable y está bien, somos seres influenciables, seres que necesitan de otros. Todos nos aportan algo, sea bueno o sea algo de lo que tengamos que aprender. Pese a eso, tenemos la capacidad y responsabilidad de elegir si debemos salir o quedarnos en donde nacimos. Uno debe meditar, hablar consigo mismo, analizar y decidir qué es lo que quiere que le influencie para el resto de su vida, donde y en qué grupos debe o no estar, qué tipo de relaciones aportan algo bueno y duradero, ¿por que soy, pienso y actúo de una forma determinada? ¿Estoy dando lo máximo? ¿Estoy intentando ser mi mejor versión? ¿Me paro a pensar por mí mismo las cosas o simplemente adopto como mío lo que me dicen y/o veo? ¿He diseñado alguna vez la vida de quiero?

Entiendo que muchas personas nacen en lugares o situaciones con menos posibilidades y menos “suerte”, ¡sí! Lo entiendo demasiado y soy consciente que para algunos es más fácil que para otros. Puede existir miedos, traumas, pobreza, abusos, control, manipulación, enfermedad… 

Para las personas que de verdad no tienen ninguna posibilidad, lo más probable es que nunca alcancen a leer mis blogs ni los de ninguna otra persona. No sé porque la vida es así, algunos solo viven para poder comer y sobrevivir un día más, sin ningún tipo recurso ni beneficio, y en cambio otros, viajan por el mundo en los hoteles más lujosos. Esas preguntas nunca las vamos a poder responder con total justicia y verdad. Pero lo que sí estoy segura es que uno debe alcanzar su mejor versión allá donde se encuentre, su parte más exitosa y su parte más amable consigo misma y con el mundo que le rodea. Pensar que uno no merece luchar por conseguir riqueza porque los niños de África se mueren de hambre cada día simplemente es una excusa barata. Si te duele de verdad las circunstancias de los más pobres vas a luchar por alcanzar lo máximo que puedas y ayudar a aquellos que de verdad no pueden alcanzarlo.

Cualquiera que sea tu situación, sé que puedes pensar que el éxito no es para tí porque tu pasado es complicado, en realidad, quizás tu presente lo sea también. ¡Lo siento! Pero créeme que hay esperanza si tú lo crees, todo puede cambiar si trabajas contigo mismo y empiezas a cambiar todos tus pensamientos. Traza un plan. Si tienes la más mínima posibilidad, HAZLO. Si esa idea te persigue llévala a cabo. Si ese sueño no te deja dormir empieza por cumplirlo. ¡Vale la pena! ¡Tu vida es tuya y eres responsable de ella!

La tasa de países en desarrollo es más alta que la tasa de países sin ningún tipo de recursos. Igualmente, aunque fuera al revés, los que sí tenemos posibilidad deberíamos trabajar para un cambio hacia mejor, dejemos de esperar que las asociaciones o el Gobierno lo haga, tú y yo podemos hacerlo si luchamos, si somos disciplinados, si amamos la sociedad, el mundo y las personas. Si piensas que puedes, tienes razón, puedes, si piensas que no puedes, también tienes razón. Si tienes la más mínima oportunidad de ofrecer algo de ti mismo y materializarlo, hazlo. No hay ningún tipo de excusa para comenzar. La única limitación es la mente. Empieza a conocerte desde atrás hasta el día de hoy, a continuación, empieza a proyectar tus objetivos y a diseñar tu futuro. Claro que debes, claro que puedes y claro que lo mereces. Sé amable contigo mismo. Sé amable con la sociedad. 

Eres capaz de mucho, cree en tí. Cambia lo que tengas que cambiar. Dibuja tu propio camino. Sé disciplinado ¡no por el hecho de seguir hábitos! sé disciplinado para poder alcanzar los objetivos de la vida que quieres. Piensa por ti mismo. Enamórate de verdad. Ofrece ayuda. Conócete. Sé real y auténtico. Sé fiel a tí. Crea, proyecta y lleva a cabo tu MEJOR VERSIÓN, ¡diseña tu vida! te aseguro que eso te beneficiará tanto a tí como a todas las personas que puedas y quieras alcanzar.

Tus resultados siempre estarán en proporción a lo que ofreces y haces. Si yo he podido, tú también puedes. Para mí tampoco fue fácil. Todo lo tuve que aprender por mí misma. Todavía estoy en proceso pero avanzando. Ahora sé que la única responsable de mí soy yo, siempre será así. 

Fragmento del libro “El poder de la mente subconsciente”

Todas sus experiencias y cada una de las cosas que penetran en su vida dependen de la naturaleza del ladrillo con que construye su casa mental. Hora tras hora, minuto tras minuto, está usted construyendo su hogar mental. La obra de su mente es silenciosa, invisible; no obstante es real.

Cuando su plano es un modelo lleno de miedo, preocupación, ansiedad o necesidad, se mantendrá desalentado, lleno de dudas y escéptico; la textura de su material mental con la que teje su vida, le hará parecer tensionado, ansioso, complicado y lleno de limitaciones

Haga un nuevo plano mental: construya en silencio el logro de la paz, armonía, alegría, bienestar, prosperidad. Deténgase en las ideas de salud radiante, éxito, felicidad; acójalas, visualícelas en el estudio escondido de su mente; reclámelas como suyas. El subconsciente aceptará su plan y hará que todas estas cosas se cristalice

Subscribete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver otros comentarios
0