suscríbete gratis

Mi vida. Mis emociones. Mi responsabilidad. Shakira y Piqué🤭💔 

Si algo es sumamente verdadero para mí y uno de los motores más importantes para ser feliz y libre de cadenas, es la siguiente afirmación: Cada uno es responsable de sus emociones, sus consecuencias, su libertad, sus actos, sus sentimientos, su futuro, su calidad de vida, su calidad de relaciones, su economía, sus palabras, su tiempo, sus creencias, su energía.

Hasta que no entiendas, creas y apliques que TÚ eres el único responsable de tu vida y de cómo gestionas lo que te pasa, nada va a cambiar a mejor. Si piensas que los demás tienen que ver con lo que te pasa poniendo toda la responsabilidad sobre ellos, no serás feliz ni una persona muy amable o empática con el mundo. Debes ver que la vida no es algo que pasa sin más y te toca aceptar, la vida debe adaptarse a tí, a tu mente, no es externo, todo es interno, viene de nosotros mismos. Lo que proyectas en ella desde tu mente, y por consecuencia, tus actos y decisiones, es lo que vas a tener, ni más, ni menos.

Tu eres el único responsable de tus emociones y sentimientos, lo siento, pero es así. ¡Sí! así es, aunque no es un principio que todos compartan, en realidad, bastantes personas con las que he compartido estas ideas se molestan, exigen que los demás cambien para ellos sentirse mejor, si algo me hace daño es TÚ culpa, no la mía. Eso es un pensamiento muy muy pobre y poco maduro. Eso es un pensamiento de personas que no se aman ni a ellas mismas, ni a los demás lo suficiente, personas que no se conocen ni invierten en ellas, no asumen responsabilidad de sus emociones y sentimientos, no se confrontan con el dolor, con sus decisiones, con su vida, simplemente se victimizan.

Voy a dar un ejemplo bastante viral y al mismo tiempo polémico. Sí, Shakira y Piqué… upss🤭 Casi todas las personas a las que he preguntado opinan que Pique tiene bien merecido esa respuesta- canción, odiando y aplaudiendo un acto de expresión como el de Shakira. Creo que hablar de algo que no tenemos ni idea (como lo es una relación de pareja), es bastante estúpido e inmaduro, pero opinando y basándome en la respuesta de la sociedad, diré que para mí, (si es que verdaderamente va más allá del dinero y el marketing) es una completa falta de dominio propio enorme. Lo más fácil es echar tierra y mierda a alguien que “te hizo daño” lo difícil es respetar la libertad de la otra persona, teniendo en cuenta que te pueden fallar y que eso no lo puedes controlar, quedarte con lo bueno y conocerte más a ti misma a raíz de eso. Claro que nos van a hacer sufrir algunos actos de los demás. Pero eso no es algo que podamos o debamos controlar. Confrontar las emociones y sentimientos que otros provocan en nosotros es difícil pero es el verdadero camino hacia una vida sana y feliz. No vas a sufrir menos tomando el papel de víctima o apuñalando a otros, simplemente te quitas toda la responsabilidad de afrontar tu vida y tus decisiones, ¿por qué? porque uno elige también con quien compartir, elige quedarse y elige a quién le regala su tiempo. Igualmente este ejemplo no es el mejor porque aquí juega el papel de la industria y el marketing. Las personas se lo han tomado con más drama que los protagonistas mismos.

Lo que quiero decir aplica para TODO, con amigos, trabajo, relaciones, sociedad… deja de esperar y deja de ser la víctima de todo, ¡afronta! Seguramente alguna mala decisión has tenido que tomar para llegar donde estás, algo has debido dejar pasar por alto en TÚ vida. Un buen amigo con ganas de emprender me dio un buen ejemplo respecto a este tema del victimismo y de tomar responsabilidad únicamente de nuestra vida. El ejemplo es el siguiente:

Bien, tú decides si dar a una persona tu vaso de agua (tu vida, tu tiempo, tu amor, tu trabajo, tu confianza… ) esa persona decide qué hacer con él desde el momento en que se lo das. Ya no depende de tí, tú se lo has dado, ha sido tu libre decisión. No esperes nada, si se lo has dado a la persona correcta y con tus mismos valores lo va a cuidar, si no está bien también, no obligues, no exijas, no manipules a nadie nunca. El secreto de todo esto es elegir bien a quien se lo das, no el hecho de culpar si lo rompen, eso ya es cosa de la otra persona, no puedes ni debes controlar eso aunque duela. Una persona es tan libre como tú de ser su mejor versión, es tan capaz como tú de aprender qué es lo mejor para sí mismo, si no quiere, no es capaz o no es su momento, no es tu problema. 

Siempre habrá riesgo en la vida, ¡en cualquier área! Lo importante es cómo lo gestionamos, lo vivimos y lo aprendemos. No voy a indagar más en este ejemplo pero es bastante más profundo. Podríamos debatirlo muchísimo más. Lo dejo así, piensa por tí mismo y reflexiona, llega a tus propias conclusiones, intenta culpar a los demás lo menos que puedas, tu vida es tu responsabilidad. No olvides esto, si te fallan, lo siento, pero la otra persona es libre de fallar, de hacer lo que quiera con su vida, sea bueno o sea malo, ese no es problema tuyo ya. Lo que tu puedes hacer es elegir bien con quien te comprometes, a quien le das tu tiempo y tu energía, a quien dejas que te influencie. Si decides que tu mejor amigo sea el borracho de la esquina de tu casa, el cual no quiere ni pretende cambiar, luego no le tortures o le eches la culpa de que te tira para abajo, ¿entiendes el punto? Elige bien para ahorrarte las menores decepciones posibles. 

De todos modos hay una cosa que te puedo casi asegurar. Si eres amable con la sociedad y contigo mismo, si tratas de ser tu mejor versión, si tu energía es buena y positiva, la vida pondrá a las personas correctas en tu camino, así funcionan las cosas. Dios, el universo, la atracción se ocupa de eso, es tan cierto como la ley de gravedad. Entonces, si tu entorno no te aporta nada bueno, si no es la vida que sueñas, si no estás siendo tu mejor versión, quizás esté sonando una alarma interna avisando que debes empezar a cambiar y atraer otro tipo de vida.

¡TÚ DECIDES PERO NO TE VICTIMICES MÁS!

Subscribete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver otros comentarios
0