suscríbete gratis

¿La ley de atracción procede de la Biblia?  

Todo pensamiento es una causa, y cualquier condición es un efecto” – Joseph Murphy

¿Cuál es el sentido de la vida?

Comenzaré con una breve historia de mi vida. Hace unos años atrás, la Iglesia organizó un tipo de “elecciones” para decidir quién quedaría al mando después de la renuncia de mi padre. Generalmente, esas elecciones se hacían cada cierto tiempo para renovar o añadir personas al comité. Supuestamente, el comité son personas elegidas por la iglesia (mediante votación) que tienen una serie de labores más importantes. Es decir, el pastor y su mano derecha: el comité. No se si es la descripción más acertada, pero no tiene mucha relevancia para lo que quiero llegar a transmitir. 😝 

En estas elecciones en especial, hubo más tensión de la que normalmente solía haber. Oí que fue un verdadero show. Insultos hacia mi familia, peleas entre grupos, críticas hacia otras iglesias, comparaciones, llantos, gritos, votaciones enfrentadas… En fin, nada más que añadir. 

¿Por qué estoy contando esto? Bueno, porque todo eso me hizo llegar hoy en día a esta reflexión:

  • No hay ninguna diferencia entre los políticos, los eclesiásticos, o los pastores. Todos buscan manipular masas para una sola cosa: dar sentido a su existencia. Con esto no afirmo para nada que “las masas” son víctimas de ellos. Ellas se dejan manipular y, manipulan a otros a la misma vez. En realidad, todos ellos son la misma masa, pero con diferentes status. Piensan de una forma bastante similar. Buscan las mismas cosas: tener la razón, cumplir objetivos equivocados, dar sentido a sus vidas, y sentirse importantes. Cada grupo se disfraza de lo que más le conviene, y según sus creencias y/o ambiciones personales. Pero finalmente, son lo mismo, por más que defiendan puntos de vista diferentes. 

Todo esto ocurre porque no entendieron la vida, ni lo maravilloso de ella, ni lo poderosos que somos o que podemos llegar a ser. Todo esto ocurre, porque no se aman a ellos mismos. Y todo esto ocurre, porque sus pensamientos no son de bien. Cuando vives sin interés alguno en alcanzar tu mejor versión, vives frustrado, vives como una víctima, vives queriendo encajar y agradar, vives limitado, vives intentando llenar un vacío, y por lo tanto, te conviertes en una mala persona. Por eso, la Biblia invita a las personas a ser lo máximo en todo. Pues, trabajando en nosotros mismos, y trabajando en conseguir el éxito (con pautas que la misma Biblia ofrece) te conviertes en mejor persona contigo mismo, y por consecuencia, con todo el exterior. Y no solo eso, te conviertes en una persona totalmente LIBRE. 

Tras esta breve historia y volviendo a la primera cuestión: ¿cuál es el sentido de la vida, y cómo se descubre?

Lo cierto, es que hay innumerables estadísticas en las que, más de la mitad de la población, admite querer conocer su propósito como el fin “más importante de la vida”. Necesitan una razón para vivir. Un sentido a su existencia. Sin un sentido no hay sentido para vivir. Y es que, esta cuestión, es muy simple, a la vez que complicada, y a la vez que maravillosa. Nadie tiene esa respuesta para otro que no sea para él mismo. La respuesta está en tí. La respuesta está en mí. Por más que busquemos, nadie podrá tranquilizar el alma. Nadie. Solo tú. Solo yo. 

La realidad con la que nos chocamos al llegar a este mundo es igual para todos. Pero la manera en que tu vida se desarrollará, el sentido que ella tendrá, será únicamente la respuesta que tú le des. Eres poderoso. Puedes controlar tu destino. Eres dueño del mundo. La Biblia misma lo dice. Los filósofos más sabios lo dicen. ¿No te lo crees? Apuesto a que si no te lo crees, todavía estás lejos del éxito, y quizás por poner límites, nunca lo experimentes. 

Y aquí va la frase más polémica de este Blog: La ley de atracción, se encuentra en la Biblia, pero dicho con otras palabras, y con innumerables ejemplos diferentes. Y es que Dios, el universo o la energía (según lo que cada uno percibe y cree) da en función de la fe de cada uno. La fe acompañada de acción y entrega: mueve montañas. 

  • Mateo 7:8 – Pues todo el que pide, recibe; todo el que busca, encuentra; y a todo el que llama, se le abrirá la puerta.

Es decir: Perseverancia y disciplina para alcanzar nuestros objetivos. Muchos cristianos (y los que no lo son también) lo llevan a algo metafórico, por culpa de que, no lo pueden llevar a algo real, palpable, material. Sus mentes son limitadas. Su fe es escasa, y la acción casi inexistente. Creen que los sueños de ellos son inalcanzables, entonces, ni siquiera los tienen. Son demasiado cobardes para perseguir ser exitosos, pues serlo, implica factores como una fuerte disciplina, fe, desapego, y trabajo duro, entre otros. Sin duda, es el camino menos cómodo y más difícil. Pero también es el camino al que fuimos llamados a ser. El que más paz y felicidad traerá. Lo fácil es dejar la vida en manos de otros, o en manos de Dios. O al azar. Y como Viktor Frankl decía: una vida al azar no tiene sentido vivirla. 

  •  Mateo 13:12 – Al que tiene se le dará más y tendrá en abundancia. Al que no tiene hasta lo que tiene se le quitará.

Este versículo dice exactamente que: cada uno es, y tiene, lo que piensa. Es decir, los que piensan en abundancia, atraen abundancia. Por otro lado, los que piensan en escasez, atraen escasez. Pues lo que tu crees, tendrás. ¿Por qué? Por la ecuación que ya mencioné en anteriores BLOGS: (pensamientos = emociones = acciones = resultados) + fe ¿Habéis leído o escuchado alguna vez la frase: los ricos se harán más ricos y los pobres más pobres? Que injusto parece si se mira de una manera superficial. Pero en realidad, es totalmente justo. Pues como el Dr. Joseph Murphy decía:

 “La ley de la vida es la ley de la creencia, y ésta puede resumirse, en forma breve, como un pensamiento de su mente. Lo que piense, sienta y cree un hombre, constituye la condición de su psiquis, su cuerpo y sus circunstancias”

Recientemente, escuché lo siguiente en un podcast – Los judíos y los cristianos ven la Biblia desde ángulos diferentes. Para los cristianos la Biblia infringe temor, para los judíos éxito. Por lo que, el destino de estos dos grupos es totalmente diferente –

Los judíos por norma general son muy ricos. Los cristianos por norma general son… no sé exactamente con qué palabra describirlos. Mejor termina la frase en tu mente. Como tú quieras. 🙄 😂

Tengo mucho más que escribir sobre esto. Se viene algo explosivo y polémico.  💥 🔥  Lo sé. Y no busco que lo sea, para nada. Pero las personas de mente limitada se ofenden muy rápido. ¿Será porque ya no tienen nada que aprender? De otra manera, no me lo explico. Como sea, yo no cojo lucha para convencer a nadie de nada. Cada ser es responsable de su vida y de lo que alcanzan a conseguir. 

En los próximos blogs responderé a estas preguntas, y más: ¿Por qué un hombre está triste y otro alegre, en una situación igual? ¿Por qué una persona está llena de miedos mientras otra irradia confianza y fe? ¿Por qué una persona religiosa que es amable y bondadosa, sufre igual que otra que no lo es? ¿Por qué las personas no aspiran a ser millonarias? ¿Por qué hay tanto rechazo al éxito? 

¡Esto solo ha sido el comienzo de todo lo que quiero desarrollar basado en estos temas!

¡Abrazo a todos! 💛 💚 💙 Nos vemos en el próximo BLOG. 

Subscribete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver otros comentarios
0