suscríbete gratis

Elige tus propios problemas 

“Si tu vida es una ecuación, los problemas son una constante”

¿Qué problemas QUIERES tener? ¿Qué problemas TE GUSTA resolver?

🌟 Spoiler del BLOG🌟 : Cuando eliges mejores problemas, tienes una vida mejor. Obviamente, con problemas, pero repito, MEJOR. MÁS CALIDAD. MÁS FELICIDAD. MÁS AMOR. Recuerda que si controlas tu mente, controlas tu vida, controlas todo tu futuro. 🫀

 (AVISO: repetiré mucho la palabra “problemas” en este BLOG😂 🤷🏻‍♀️) 

Estos días lluviosos y grises (en el sentido literal) han sido un poco difíciles para mí. Tengo muchas cosas que decidir, y quizás, mucho que arriesgar. Para poder calmar mi estrés, medito, tomo un té de jengibre con miel, leo, y escribo mis problemas. ¿Por qué te estoy contando esto? Bueno, es una simple introducción hacia algo que he aprendido. Algo que ha cambiado el rumbo de mi vida. Algo que te quiero compartir.

¿Sabes? La Tierra nació a partir del caos y, misteriosamente, sobrevive en un perfecto orden.

La vida, es una lucha constante entre, justo eso, el orden y el caos. Ningún extremo de estos dos es bueno, pero la realidad, es que el equilibrio perfecto, es difícil de definir, y de mantener en la vida humana. 

La vida de cada uno de nosotros tiene incógnitas, preguntas, problemas, angustias, incertidumbres, injusticias… ¡Sí! Es una realidad, al igual que hay otra realidad, igual de verdadera, y es que, nosotros podemos elegir la clase de problemas que queremos que predominen nuestra vida. 

¿Cómo? Sencillo. Nosotros, de algún modo u otro, elegimos el mundo en el que queremos vivir. Según las decisiones que vayamos tomando, construiremos una mejor, o una peor calidad de vida. Sin duda, hay problemas más fáciles, y más satisfactorios de llevar que otros. Bien, empecemos aclarando que lo que uno no puede controlar, no se le llama problemas, entonces, no vamos a centrarnos en eso, vamos a centrarnos en lo que uno sí puede decidir, y de lo que sí puede tener mayor control y responsabilidad. 

Problema: no me veo en forma 🏋🏻‍♂️ 

Solución: ir al gym ✔️

Consecuencia: “nuevos problemas” 🤯 

 – Si decido comprometerme a una vida saludable, nacerán nuevos problemas: comprar comida un poco más “cara”, pagar un gym, sacar tiempo extra, informarse sobre el campo, aprender… 

– Si decido ser un emprendedor: nacerán cientos de problemas que resolver, incertidumbres, dolores de cabeza, riesgos, formaciones, fracasos. Si, por el contrario, decido ser un empleado corriente, probablemente tendré más tranquilidad, en ciertos campos, pero acompañada del continuo estrés de: ¿cómo pagar mi alquiler a final de mes?

– Si decido tener una relación con una persona totalmente diferente a los valores, y a las metas que tengo. ¿Qué estaré provocando? Probablemente, problemas extras a mi calidad de vida.

– Si decido comer mejor, pocas veces disfrutaré del sabor del rico azúcar. Si disfruto de su sabor, quizás en unos años tenga que inyectarme insulina. 

– Si decido seguir mis sueños, tendré un caos mental que flipas. Si decido cumplir los sueños de otros, seré infeliz. 

– Si decido callarme ante una injusticia, soy cómplice y otorgo más poder al mal. Si decido hablar, probablemente seré odiada y criticada.

¡Todo son problemas! ¡Y la lista sigue, sigue y sigue!

Cualquiera de las situaciones anteriores son problemas. En realidad, los ejemplos de arriba son bastante simples. El día a día, y las decisiones que debemos tomar, suelen ser más complejas y estresantes. Pese a eso, sí, uno puede (y debería) decidir en qué invertir la mayor parte de su energía. Tú eliges cuáles problemas decides abrazar en esta única vida que tenemos.

Esta decisión está en manos de cada uno de nosotros. Si tus problemas pesan demasiado, ¡cámbialos! Toda tu vida irá en otra dirección si lo haces. No cargues tu mochila de cosas innecesarias. Puedes hacerlo. Decide qué es lo mejor. Decide por lo que vale la pena luchar. Decide hacia donde quieres que vaya dirigida la mayor parte de tu energía. No podrás deshacerte de los problemas nunca, pero sí podrás elegirlos mejor, y así, mejorar tu calidad de vida ¡redirigir el rumbo de tu vida! Es únicamente tu responsabilidad hacerlo. Es tu responsabilidad encargarte de tí. El crecimiento personal se basa en priorizar. Prioriza. Decide. Cambia. Actúa. 

Si te vas a estresar tanto, que sea por algo que aportará valor, que sea por algo por lo que vale la pena sudar, llorar, y luchar. Que tus problemas trabajen a tu favor. Que se encarguen de cumplir tus sueños. Que te acerquen a aquello en lo que te quieres convertir. 

¡Os amo! ❤️ 🧡 💛 💚 💙

(queridos cristianos, siempre os tengo presente. Nunca me olvido de vosotros. Estoy emocionada por ver la crítica negativa que tendrá este blog también. Besos de oso)

Añade aquí tu texto de cabecera

Subscribete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver otros comentarios
0