suscríbete gratis

¡Conoceme un poco más para poder confiar en mí!

¿Quién soy? ¿Cómo empezó mi cambio? Uf… sería muy muy extenso de relatar, pero comenzaré diciendo que yo no era para nada lo que soy ahora. ¿A qué me refiero? Bueno… toda mi forma de pensar, ver, vivir y accionar han cambiado. Intentaré transmitir por medio de estas letras todo lo que sentí, viví, sufrí, experimenté y aprendí, de la forma más sincera que pueda. Aclarar que tiempo atrás tenía una forma de pensar bastante diferente en todas las áreas de mi vida, ahora, mi mente se está desarrollando hacia una mente mucho más “rica” ¡tú también puedes empezar a romper lo que debas romper! ¡A cambiar lo que debas cambiar! ¡A ser responsable de TU vida! ¡A buscar el ÉXITO!

Bueno… Voy a empezar desde el principio para que todo tenga un poco más de sentido y podáis conocerme algo más. Crecí en España, Madrid, en una familia cristiana, más bien en una familia donde mis papás fueron (y actualmente son) pastores de una iglesia evangélica- cristiana. Mis papás son de Rumanía originalmente. Crecí con una mentalidad que se aleja de la que ahora tengo en casi todas las áreas de la vida. Es difícil saber por dónde empezar, pero, en realidad, creo que mi cambio empezó cuando empecé a cuestionar ciertas cosas que, desde mi punto de vista, no estaban bien, no eran muy coherentes con la vida, el cuerpo, la mente, el espíritu, el amor, la libertad y el éxito… En cuestión, no eran correctas ni mucho menos justas y buenas para mí. Me he cuestionado muchas cosas en mis adentros desde mi adolescencia, pero quizás era demasiado inocente para tomar acción, igualmente, no es una excusa. (En este BLOG me voy a saltar mi infancia y adolescencia, quizás en otra ocasión hablaré de ello).

¡Allá voy! Crecí en la iglesia desde que tengo memoria. Desde los 18 en adelante pasaron una serie de situaciones con las personas y la iglesia que me dejaron quizás un poco marcada y, con más preguntas aún. No sé si debo mencionar exactamente lo que pasó, pero lo más probable es que un poco lo haga. He de añadir, que antes no pensaba así, mi mente y conciencia decían “No hables, mejor cállate, no vaya a ser que alguien se ofenda”. Había mucha culpa y pánico respecto a eso. ¿Ahora? Ya no pienso eso, pese a que crecí con esa forma inculcada de pensar, ahora creo que las situaciones, para que vayan a mejor, se deben confrontar, creo también en la libertad de expresión como cuestión de supervivencia, aquí abriré un paréntesis aclaratorio- (cuando afirmo que la libertad de expresión nunca debe desaparecer, muchas personas pueden pensar que entonces no habría control, que es un peligro que cada persona diga lo que quiera. Pues bien, en cierto modo es así, pero en cierto modo, no lo es. Una persona debe tener el derecho de expresarse y hablar cuando y como quiera. Te guste o no, eso ES ASÍ. De todos modos tendrán los frutos según su forma de pensar, hablar y ser, lo que puede ser su peor castigo o la mayor plenitud de éxito para su vida. Nosotros mismos podremos, según nuestro criterio “juzgar” si tiene algún tipo de coherencia lo que es y dice una persona, y en consecuencia, decidir si queremos compartir vida, amistad o tiempo con ella. ¿Conclusión? No intentemos controlar la libertad de la gente, cada persona dibuja su camino. TÚ Y YO no somos víctimas de las palabras de nadie. Tú eliges de qué manera te afecta algo determinado, tú eliges la lógica que le das a las situaciones y tú eliges tu camino, deja que los otros elijan su destino también, sea de una forma inteligente, o sea de  una forma estúpida) – este tema lo voy a desarrollar mucho más detallado en otro BLOG 😁

Okay, sigamos… A mis 18, como decía antes, mi papá renunció a su labor de pastor en la iglesia donde yo crecí y fundó tiempo atrás de la mano de otros. ¿Por qué? Bueno, la razón no me pertenece a mí decirla, pero digamos que por unos temas de diferentes formas de pensar dentro del “comité”, grosso modo.

La reacción de la Iglesia y las situaciones que se dieron a raíz de esa noticia fueron algo que no invertiría mi tiempo y energía en escribir. Pero imaginaros un drama a gran nivel, porque eso es exactamente lo que fue. Como sea, mis padres, después de muchos meses, iniciaron otra Iglesia, donde muchas personas de la primera iglesia, valga la redundancia, se unieron. El drama y la tensión entre las personas seguía. ¿Mis amigos de la infancia? Los perdí, ¿por qué?, porque se quedaron en la otra iglesia (lo siento por el juego de tantas palabras repetidas 😂). De hecho, una vez coincidimos amigos de la “nueva iglesia” con mis ex-amigos de la “otra iglesia” en un centro comercial, y cuando me acerqué a saludar a una de mis ex-mejores amigas (en realidad, yo estaba muy nerviosa) ella se apartó y empezó a llorar, acto seguido, se fue a una esquina donde inmediatamente sus amigos fueron detrás de ella para consolarla. Me sentí llena de miedos e inseguridades, eso es así. ¿Hice llorar a una persona por intentar saludarla? ¿Qué pasó exactamente? ¿Les recordé la decisión de mis padres? ¿Cuál y dónde estaba el drama exactamente? ¿Somos amigos hasta que la iglesia nos separe🙄 😂 ? ¿Si piensas diferente a mí no te respeto? Claro que no echo la culpa a mis ex- mejores amigos, tenemos la pequeña excusa de que éramos bastante jóvenes, con muchas influencias alrededor, quizás con un carácter aún por definir y con mucho que aprender. Esta situación, en el momento actual, no provoca nada en mí más que el pensar, analizar las mentiras, las apariencias, la razón de esos actos, y las ganas de NO callarme. Quizás no cambie nada, pero intentaré que situaciones así ya no pasen en mi vida, porque he vivido muchas, en realidad, incluso mucho más tensas. Se hablaron cosas horribles de mis padres en esos tiempos. También de mí. Las personas están muy pendientes de la vida, de las decisiones y de los “errores” de los demás. Quizás les entretiene ver lo “mal” que otros lo hacen para poder ellos mismos sentirse mejores o más “buenos”. En fin, todo eso, poca importancia tiene para mí, y considero que no es algo que debo escribir😀

Después de un tiempo mi papá fundó otra iglesia, su pasión y las personas lo incentivaron a ello de nuevo. Esta vez todo fue un poco diferente, ahora la iglesia sería menos “conservadora”. Viví bastantes cosas en la actual iglesia también. Claramente no me refiero a cosas solamente malas. El tiempo que estuve ahí todo lo que hice lo hice con sinceridad, amor y dedicación total. Conocí muchas personas extraordinariamente buenas y amables. Conocí personas vacías y egoístas. Conocí personas que se burlaban de mí, también. 

Simplemente, me estoy presentando para poner un poco en contexto quien soy y de donde vengo, por lo que no voy a entrar en temas y significados profundos acerca de mis ironías o alusiones. Tampoco quiero hablar sobre la visión de mis padres y sus vivencias. No sé si podré 100% pero lo intentaré. Y por último, tampoco quiero mencionar nombres de personas de la iglesia, mi intención no es incomodar a nadie, simplemente daré ejemplos de situaciones DE MI VIDA y del cambio que tu puedes dar, estés donde estés. Quiero encontrar y vivir en algo mucho más real que la hipocresía, el control, la falta del verdadero amor entre las personas y el poco interés por el éxito y desarrollo personal/emocional que siempre ví en mis círculos de toda la vida. No se trata de contar mi vida personal como tal, o la vida personal de otras personas, mi enfoque está muy basado en la RELIGIÓN y en aprender, en afrontar y confrontar, en inspirar a otros al igual que otros me han inspirado a mí. Igualmente la decisión del como lo quieras tú ver, lo que quieras o no creer, tu manera de juzgar, TODO, pero TODO, está solamente en tus manos, a mí no me importa.

A lo largo de todo este contenido seguramente me veré necesitada de dar ejemplos de las vivencias y experiencias que viví para poder hacerme entender. También daré esos ejemplos para que sepáis que esa NO es la forma correcta, sincera y sana de ser y actuar si verdaderamente quieres ser tu versión más amable y buena para el mundo y tener una vida exitosa en todos los sentidos. Yo también estuve confundida y asqueada de todo. Salir de cualquier círculo es difícil en cierto modo. Pero no hay nada mejor que vivir de la forma más real, amable y sana que se pueda. No hay nada mejor que aprender, evolucionar y amar de verdad. 

Es muy controversial para mí exponer todo lo que voy a exponer aquí, debido al mundo del que vengo, debido a la posición de mis padres y debido a otros factores que no puedo mencionar, pero sé que lo debo hacer y que lo quiero hacer. También pienso que si todos fuéramos reales, honestos, emprendedores, personas de éxito, de disciplina y de amor, la calidad de vida y las relaciones serían mucho mejor, ¿entonces por qué no ayudar y ofrecer a los demás ayuda? ¿Por qué no poner mi granito de arena por y para la sociedad? ¿Por qué callar siempre? No debemos guardar para nosotros lo bueno, debemos despojarnos de todo el egoísmo que en parte, todos tenemos. Las personas que aman aprender y desarrollarse aman a la vez aprender de otros ¡les encanta! pese a que ellos ya sepan muchas de esas claves, por el contrario, las personas de mentalidad y vida pobre, no saben nada pero se sienten ofendidos y atacados por todo.

Para terminar rápidamente la introducción de mi vida, yo me fuí. 

Pero supongo que todo lo que dejé atrás, sigue igual. 

¡Bueno este es el final de este blog! Poco a poco nos iremos conociendo más, todavía es muy pronto. Pero, ¡sí! ¡Queda mucho por desarrollar, contar, crecer y cambiar! Un beso y abrazo a todos.

Subscribete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver otros comentarios
0