suscríbete gratis

Amanecí sin ganas🥱

Basa tus objetivos en DISCIPLINA NO EN MOTIVACIÓN.

Si tus metas y tus proyectos están basados en la motivación, casi seguro van a fracasar. La motivación es un sentimiento, una emoción, un impulso, ¡sí! te puede ayudar muchísimo en determinados momentos de bajón o te pueden impulsar a comenzar algo ipso facto, el problema está que sin disciplina no vas a llegar muy lejos. Si trabajas tu disciplina vas a hacer las cosas que debes hacer para alcanzar tu objetivo pase lo que pase, incluso cuando la motivación se vaya de vacaciones y te deje solo/a. 

¿Por qué los emprendedores o los vídeos de desarrollo personal insisten tanto en los hábitos? En realidad es porque si esa parte la tenemos mayormente dominada nada podrá detenernos. Si tenemos disciplina será mucho más fácil alcanzar nuestros proyectos personales. No quiero que te centres en cumplir y cumplir y cumplir hábitos sin ninguna meta, el foco no son solamente los hábitos en sí, el propósito es poder tener autocontrol de tí mismo y así dedicar tu vida en proyectos que te hagan feliz y en proyectos en los que tú realmente creas. Ser emprendedor o una persona de éxito no son duchas frías ni intentar conseguir dinero de cualquier forma o a cualquier precio. No está mal querer ser rico o querer pasar de nivel en diferentes áreas de tu vida, el problema está en que no vas a recibir algo a cambio de nada. Descubre y ofrece primero, luego podrás materializar lo que amas hacer. Así serás libre.

Seguro vendrán momentos de estrés, desganas, dudas e incertidumbre. Pero en el anterior BLOG mencionaba también que hay un precio que pagar si quieres ser del 1% en esta vida. Nunca vas a obtener beneficio sin ofrecer sacrificio. Llegarás a cumplir tus proyectos si eres una persona que trabaja día a día. Que está en armonía con el mismo. Que ama y cree en sus metas. Trabaja la disciplina veas o no resultados inmediatos, te sientas como te sientas o te digan lo que te digan. Para eso preocúpate primero por estar bien contigo mismo, con tu conciencia y con tu espíritu. Sé una persona honesta, real y justa. Practica la gratitud y la bondad. Ama y entiende a los demás. Ofrece todo lo que a ti te ha ayudado a ser mejor, no seas egoísta. Protégete y alejate de todo lo que no te eleva. Arriésgate y se valiente. No limites tu forma de pensar nunca. Si no estas dispuesto a abrir tu mente, ¿qué esperas del futuro?

Recuerda una vez más que si crees que no puedes es por tu forma de pensar, por el enfoque que le das a la vida y a ti mismo. Ya sabes que primero debes empezar desde adentro. ¡Tu mente, tu subconsciente, tu fé! Después empezar a trabajar la disciplina mientras tomas acción cada día. No te desesperes, ten paciencia contigo mismo PERO no abandones, no te dejes guiar por la motivación, por tus sentimientos, ten claro tu objetivo y:

  • Empieza a pensar de una forma “rica y positiva”
  • Vete de donde no te aporte nada bueno
  • Toma acción sobre tus proyectos basándote en la disciplina y la constancia
  • NO ABANDONES HASTA CONSEGUIRLO

Sin duda, si lo das todo por ello, vas a lograr TODO TODO TODO lo que te propongas. Decide ser feliz en el proceso. 

Simplemente he escrito algo introductorio. Tú DEBES hacer mucho más. Busca, infórmate, lee de los más exitosos en el ámbito en el que te quieras desarrollar. No te pongas límites. Aprende todo lo que puedas de otros. Pon en marcha tu potencial, tu imaginación, TU IDEA. Nadie lo va a hacer por tí. Yo solo te puedo decir que es posible, sin duda lo es. Pero el resto del trabajo es tuyo. 

¡Un abrazo a todos!

Subscribete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver otros comentarios
0