suscríbete gratis

💌 QUERIDO CRISTIANO: 

He decidido empezar a hacer cartas para vosotros porque me parece un gran acto de justicia y amor. 😌 Siempre estáis lanzando cartas hacia fuera, hacia el “mundo” así que es justo que las recibáis de vuelta. Normalmente cuando enviamos cartas casi siempre esperamos respuestas, ¿no? 😛 

Hoy estoy muy inspirada recordando frases y vivencias que me has dicho y que he vivido a tu lado, querido “cristiano”. Me has enseñado tanto que he decidido escribirte mi primera carta, de muchas, claro  🖤 :

  • A tí que “amas” tanto la iglesia que peleas por estar al mando de ella.

  • A ti que eres tan inseguro de ti mismo que harías lo que fuera para sentirte reconocido e importante frente a los demás. 

  • A tí que no tienes ningún sueño por cumplir, ningún proyecto, ningún impacto positivo en sociedad, y te agarras de la excusa de ser un elegido de Dios, justo para poder tener una razón de vivir, como por ejemplo: salvar tu alma.

  • A tí que afirmas querer ser como Jesús pero ni siquiera sabes exactamente lo que eso significa ni implica. 

  • A tí que ni siquiera sabes si algo está realmente “bien” o “mal” porque no te has parado nunca a pensar nada por ti mismo. 

  • A tí que hablas de prosperidad pero eres pobre en todos los sentidos.

  • A tí que das consejos únicamente en base a reglas y costumbres pero nunca en base al amor, empatía, ni justicia.

  • A tí que te da asco el mundo pero no te dan asco tus pensamientos.

  • A tí que te crees mejor persona que los “pecadores” de fuera simplemente por la etiqueta de “cristiano” que tú mismo te has puesto, pero jamás darías tu vida, tu dinero o tu tiempo por una persona necesitada (si no fuera porque te encanta exhibir tu bondad) 😂 

  • A ti que no te has leído más de 20 libros en tu vida pero debates la ciencia, la Biblia y las teorías de la NASA si hace falta. 

  • A tí que vives de apariencias simplemente porque querrías ser algo que nunca alcanzarás a ser. 

  • A tí que defiendes la honestidad pero tu espíritu, pensamientos, palabras y acciones nunca han estado en armonía.

  • A tí que no haces más que burlarte de aquellas personas a las que consideras débiles, inocentes, sinceras, tontas o demasiado dulces para la amargura que irradias tú. Gracias por haberte reído de mí. 

  • A tí que dijiste que tu FE es tan grande (tanto como tu mentira, supongo) que puedes hacer que tu coche funcione miles de kilómetros sin gasolina. 😂 

  • A tí que hablas de la amistad pero delatas a todos tus compañeros de trabajo.

  • A tí que hablas de compartir pero nunca enseñarías las claves de tu éxito por miedo a que te superen. 

  • A tí que dices tener un dominio propio enorme pero no has conseguido disciplinarte en ningún ámbito nunca. Ni siquiera en lo básico como la alimentación o deporte, sin ir más allá.

  • A tí que no has aportado nada bueno para el mundo ni la sociedad pero sales del cine criticando las mundanas películas de Marvel. 😂

  • A tí que cantas y vives de ello pero tiras basura sobre otros cantantes que no te agradan. Tú me aconsejaste no escuchar la mundana música de “Coldplay”  ¿será quizás porque tienen más visitas y éxito que TÚ? 😂

  • A tí que afirmas y expandes chismes sin ni siquiera asegurarte de si es verdad, sin ni siquiera preguntarme (igualmente mi vida personal no es asunto tuyo, querido cristiano) 💙

Solo quiero decirte que gracias a tí aprendí que nadie es más que nadie. Aprendí que no quiero ser como tú. Las personas del “mundo” tienen los mismos problemas, emociones y sentimientos que tú. Algunos quizás tienen hasta más fe en la vida.

Si vosotros exponéis lo horrible que es el mundo, también debéis confrontar lo horrible de dentro de las iglesias. He crecido rodeada de personas mentirosas que intentan aparentar lo que no son. Igual que en sociedad, ¡claro!, en todos sitios hay personas amables y personas chismosas, simplemente que las personas de la iglesia se tapan a ellas mismas demasiado, pero son igual y en ocasiones, ¡peor! Hablan con desprecio de los que no son cristianos y la vez viven en competencia con los que sí lo son.

Algo que me molesta bastante es que, si una persona opina algo negativo acerca de la iglesia, los cristianos se lavan las manos victimizándose con frases como –  “De los hijos de Dios siempre se hablará mal” “ –  “Habla así porque está perdido/a” – “Si solo buscan cosas malas, pues algo malo encontrarán” – “No trae nada bueno hablar mal de la iglesia” –  “La iglesia de Dios siempre será atacada y siempre la querrán destruir” – “Las personas deberían acercarse más a Dios en vez de criticar tanto a los hijos de Dios”… podría continuar pero lo guardo para más adelante. Perdona pero las cosas no son así, la iglesia tiene muchos trapos sucios también y lo debe asumir y reconocer para progresar hacia mejor. Y SÉ DE LO QUE HABLO. Creo que las personas de dentro se ven demasiado privilegiadas, inteligentes, buenas y superiores respecto a toda la demás población, por eso no aceptan que puede haber cosas terribles dentro de ellas (iglesias), también. Por eso solo se victimizan en vez de tomar acción. ¡Si! A los cristianos les encanta victimizarse, eso es así, he escuchado miles de sermones así, pero permíteme aclarar que no son los únicos “rechazados” por la sociedad, ¡lo siento mucho por esta gran desilusión! De hecho hay colegios en Madrid en los que el Gobierno no deja utilizar a las profesoras musulmanas su velo. Solo quiero dejaros saber que no solo vosotros tenéis que luchar por lo que creéis. La iglesia no tiene la verdad absoluta, eso significaría que ya no tiene nada más que aprender. Los cristianos tienden a pensar que ellos tienen la razón en todo y le dan una explicación a cualquier cosa sea el área o ámbito que sea. 

En fin… Es mi primera carta y no la quiero extender demasiado. Tengo mucho más que hablar. Hay mucho que cambiar aún. Mucho que aprender. 

Espero no te tomes muy mal mi carta. Muaks. Bye 🖤

Subscribete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver otros comentarios
0